Francisco Morales Santos

 

Antología poética

 
 
 
TU NOMBRE, PATRIA
 
Una gota de miel que se desliza
en dirección al pecho,
en las primeras horas del día,
iluminada con ganas
por el sol;
gota tibia y espesa
de poder curativo insospechado.
Gota inquieta, florida,
permanente,
auténtica, fiel
 
y memoriosa.
Gota en el aire
y en los labios gota
es tu nombre,
Guatemala.
 

 

SABIDURÍA ANTIGUA
 
a Mario Payeras
 
De seguro que si las aves fueran
el corazón del universo,
nunca habría pasado inadvertida
su lección de elevarse
con espíritu fuerte
bajo los temporales,
pues los pájaros saben
que no hay invierno que dure cien años
y que, al pasar la tormenta,
la primera semilla que brota
es el sol.
 

 

EL PAPEL DEBIDO
 
Cuando oigo entonar a Joan Báez
una de sus hoy viejas canciones
de protesta
—"Brothers in arms"—
pienso
que aun cuando hayan sido
gestos frágiles de hermandad humana,
endebles como un puente
de bambú o de lepa,
han ayudado a exorcizar eclipses,
una vez en Viet Nam,
otra en Sudáfrica,
otra en Nicaragua…
 

 

PEQUEÑO POEMA CONTRA LOS CULPABLES
DE QUE LAS COSAS SIGAN COMO HASTA HOY
 
Con lo que odio las aguas quietas,
sólo a la espera de que algún cristiano
se lance de cabeza
para deglutirlo
sin dejar, siquiera,
la huella de un círculo concéntrico,
(un odio semejante
al que le tengo al arma
que se hace la mansa
en una funda).
 
Con lo que odio las aguas quietas, digo,
me exaspera la gente sosegada:
la que arrulla que te arrulla el sueño
de que el tiempo pasado fue mejor;
la que no dice, ¡ejem!,
esta boca es mía,
este país es mío;
la gente que joroba
por quitarnos el aire con sus quejas
de hipocondría pura
 
y que hoy, como siempre, se la encuentra
sembrando una rosa
y cortando un clavel.
 
 

 

ORGULLOSA OPONENTE DE LA MUERTE
 
Frida Kahlo
 
se retrató a sí misma:
plenilunar,
estoica,
reconstruida.
 
Creó su atmósfera propia,
su antimuerte,
su territorio libre.
 
Creó sus reglas de juego
para apostar por la vida.
 
Y para no obviar detalles
posó de cara a la muerte
bajo una luz cenital.
 
Cuánto temple en el gesto,
cuánto enigma,
cuánto fuego rodeándole las manos,
los ojos y la boca,
cuánta palpitación votiva.
 
La suya es una saga
en la que el sufrimiento
se vuelve un contrafuerte.
 
 

 

JUICIO SUMARIO
 
                                       La patria es el hombre.
                                                                                  Alí Primera
Para empezar, ustedes, maestros,
siempre nos la pintaron con azul y blanco,
ignorando sus ocres y sus verdes;
nos hicieron meternos de memoria
una patria enmascarada
entre fanfarrias,
pirotecnia
y rimas
hechas en tiempo de Maricastaña.
 
El día de su cumpleaños
nos volvían locos con las composiciones
a sus símbolos,
porque no son la cosa cotidiana
que se ve y se toca.
De generación en degeneración
marchamos por un puñado de aplausos
con la estafa de rendirle homenajes a la patria.
Ustedes –salvo excepciones-
nos mostraron una escenografía
con tonos quinceañeros,
le pusieron alfombras a la historia,
cambiaron los héroes de nuestra pertenencia
o nos lo ocultaron.
 

 

 
COSAS DE PEQUEÑOS SERES
 
                                       El alma de nada sirve sola
                                               Salomón de la Selva
 
Sé de gentes
que en cerrando la puerta
se encaminan detrás de su destino
como animal en celo detrás de una hembra
por lo que pueda ofrecerles.
 
De manera que por su vida pasan
países desechables,
países-dormitorio,
países que se botan
como una colilla de cigarro
cuando el boleto caduca.
 
Su vacío se llena
con el tráfago de los aeropuertos,
el recuerdo de lechos semitibios
y lugares asépticos,
para guardar distancia
entre su vanagloria
y el país que arrastran.
 
 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor