Javier Payeras

 

Antología poética

 
 
 

 

 
 
Cuando la luz se agita
 
puedes oír  
a la música 
cortándote
cuando la  luz  se agita    
cuando caes en el vacío
de la página     
cuando  tu lengua
no puedes expresar 
puedes oír
la memoria de la memoria 
dando  tonalidades
a los días vacíos 
al ruido desierto
©Javier Payeras 
 

 

EL SILENCIO Y SUS ESPEJOS 
el cadáver palpitante aún del silencio y sus espejos"
Carlos Illescas 
 
 
música  refleja  en el aceite la circunstancia y los sonidos  
sientes sobrevolarla sobre un abismo 
sientes  mucho más real/ cortar las entrañas de tu habitación
cada vez que  el polvo se agita en el sonido 
y deslizas tu mano sobre la página 
 
y sacudes ese silencio  
que te encierra  
 
sonido de claridad fluida
fundando un eco
en un cerco de espejos 
 
ruido acumulado de memoria 
abres la puerta 
y pasan los días sin coloración 
tu bitácora/ los puños/el deseo 
el ruido  que se yergue adentro 
 
adentro 
tras una cortina espesa
     
el cuerpo de palabras
se muestra 
desde la otra orilla  
de una hoja en blanco 
la página no es tuya  
entraste deslizándote
hasta su pulpa 
como un intruso 
©Javier Payeras 
 
 
 
 
Orilla 
 
la oscuridad se desgaja en tu boca
y la orilla trae restos de cristal 
restos de música      
de luz         
de brasas neón 
la oscuridad se desgaja en tu boca
y en tu mano los restos
de aquellos cadáveres
en la playa 
©Javier Payeras 
 
 
Marea
 
claridad envenenada
pasamanos y oleaje  
labios ardientes
playa de corazones  
     esperando  
la marea que devore nuestros dedos
     hasta secarse 
©Javier Payeras 
 
 
 
Derrame 
 
no  más claridad 
solo
música de fondo 
desierto y ruido
murmullo y paredes  
todo coincide  
©Javier Payeras 


 
Colores en el polvo
 
si vuelven aquellos días
en que la madrugada era
un frasco de estrellas
de balas rápidas
de gente apedreando carteles
de lágrimas cristalizadas y
dientes molidos en un pan de asfalto
aquellos días en que podíamos
llevar el corazón ceñido a la muñeca
acariciar lentamente un rostro
y guardar la mano para siempre 
 
©Javier Payeras 

 
 
 
Dividido
 
hoy tienes otro tiempo/ crímenes de pequeñas luces
caída de las hojas/ todo se ha rendido al azar
un accidente sopla verde desde la luna
sangre en tinto  hace latir sus venas veloces
criaturas de papel y teatros fotográficos
fulminados de alma/ lluviosos de días
por cicatrizar su dolorosa piel
surco de ráfagas/ agita banderas
blanca explosión del estío
filtrando el cristal con sus gritos
ni remordimientos sin leyes precisas
su demasiada carga/ un golpe leve del viento
velocidad inaudita de tanta claridad
de flores sedientas/ la pared
dividido incendiar  en el vacío
lo que es/ lo que persigue
la música que brilla entonces como aceite
un satélite crisálida/ pan destrozado
gotas de nieve rancia/ en compás
recorren músculos trenzados los puentes
piel/ locura/ otoño/  vena de sangre espesa
buscando morir en el charco 
©Javier Payeras 
 
 
 
Aurora 
 
aurora dinamita en la noche  todos los párpados
aurora huye tras  la bóveda de un pájaro
aurora extiende   los  números de un cristal
aurora   avanza  entre  acertijos  de lágrimas
aurora  envejece como   agua en  el vaso 
©Javier Payeras 
 
 
 
Noviembre 
 
una foto-un fusil rojo-un dedo del cielo
haciendo sonar  mar de fuego mar  de luz 
mar de días en la ceguera de la  página
tanta luz que del cuarto escapa con
tos de himno que sube en lava ardiendo
ardiente vaciar  las venas en  el aire 
ardiente vaciar salivando esperanza  
©Javier Payeras 

 

 

 
 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor