Gloria Dávila

Antología poética

 
 
YO NO ME CORRO DE  CÚSPIDES EN  HIELO
 
 
Me moriré en París con aguacero
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París - y no me corro -
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.
César Vallejo
 
 
 
Yo no me corro…
de cúspides en  hielo
noches en tormentas
fuego a ciempiés
panes podridos en alacenas olvidadas
esputo  salado
 y mis falanges en cascadas escarchadas.
 
No, yo no me corro de la noche hambrunal
niños en  llanto madrigueras
de los ojos rojos de la ira por la pútrida vida
que llaga mis alforjas sonajas.
 
Yo,  no me corro de
 tus labios secos de la mar en sentencias vivas
de no saber si es inerte muerte en cadenas
porque mi candente infierno es ojo del venado herido
entre punas desiertas y estepas repletas de tu hambre.
 
No, yo no me corro de todo lo que en ciernes
será mi cruz…
corona de sombras huidizas
de mis huesos hoy polvo herido
echando murmullos a versos escasos.
 
No, yo no me corro…
ni espero guadañas perladas
rondando mi anatomía estrecha
que agazapada transcurre
y que el  pan no lo señale, con el dedo acusador
no, no me corro
y te espero
rueda del ocaso
tirada por carrozas esqueléticas
de tu olvido en abismos.
 
Sí,  te espero
porque tú hambre, te irás para siempre.
 
Huanuco, 21 de noviembre de 2006
De: Gloria Dávila, poemario inédito  “Sonajas en cadalsos”
 
 
 
 
LLANTO EN PLIEGUES ANCIANOS
 
(Para ser cantados
 con humos de Toé
y entre cerbatanas heridas)
 
Siento tu hambre
no acabar
tus crudas horas
perpetuar
prisioneras miradas
en alma de voces-circo
danzas en pliegues
de sudor y llanto
músculos a estatuas afinadas
en esos ojos asesinos
patagónicos
olvido del grito primitivo
caño en días ancianos
noche negra noche de la utopía;
en medio de éste agudo sentimiento
alguien dice, es tu norte…
y allí,
en aquel recodo, sigues tú,
discóbolo de perfumes:
sal,
miel,
y hiel de su propia hiel.
 
Es tu andar…
cazador repleto,
golpeteo en martillar ignoto,
conciencia
sin conciencias,
semillas del cadalso y fuego,
hijos del grito primitivo
de mis dioses
de tus dioses
de mis mundos
y  tus mundos
que son mundo de mi mundo.
 
Bento Gonçalvez, 5 de octubre 2006
XIV Congreso Latinoamericano de Poetas  (Brasil)
 
 
 
 
Fuego del cadalso a ojos vacuos de amburana cearensis
 
Soy...
moud,
muud,
hammaca...
hamaaaaaaaaaaaaaaca…
…amburana cearensis
hija y madre,
padre y abuelo
de
loros machacos
pumas,
águilas,
jaguares
y caimanes
deslizándose dócilmente
en anatomías de cuerpos
tupidos de pigmento en arco iris
de aire puro
en simbiosis.
Soy
fuego
y sombra
si tú lo quieres
hamaca,
cruz,
cadalso
o portal de luz
bebida de
calma
de guerra
y látigo de
fuego
hielo
tibio
y candente.
Soy...
esencia
de tu vida
de tu muerte,
de tus ojos
que hoy son
gruesas
gotas de ríos
en raudas caídas
de plata
o diamantes ocultos
en tupidas selvas vírgenes,
y tú vienes
mezquino
y resumes
mi cuerpo
a páginas antiguas
de alcobas
de alelí
orquídeas
o
nauseabundos olores
repleto de alcoholes
en tanto
oigo el canto
de mis tristes aves
que a mi puerto arriban
dibujando sonrisas
hecho sólo ecos
que a tu razón
le son
nada o poco;
indiferentes.
Soy la Madre Diosa del Mundo,
soy...
esfinge elemental
ritual de imágenes
Iaooooo,
iaaaaaoooooo…
alma primordial,
soy del viento la cumbre
y de la mar sus profundas aguas.
Hoy...
te miro desde aquí,
desde mi elaborada sabia
en sumun de raíces
fundidas  en tierras profundas
entre ronsocos,
jabalíes,
shapajas
setas rojas
añujes,
manatíes
que en danza triunfal
pipean
el humo del toé
pero,
eso soy si lo quieres
y
acaso no…
tus manos
tus garras
pezuñas  
tu cuerpo
y mente
tu magma
y etérica esencia
pero, 
no olvides…
que mientras
en tu altar
Sueñas
espejos mágicos
no habrá mañanas.
Soy tu esencia
tu alimento
tu pútrido vientre
o tu límpido fin
hecho sonajas,
tu génesis,
tu  alfa y omega
Tu averno o ciénagas.
Soy…
eso soy
y mucho más
un árbol (sombra)
hecho cenizas
de perdidas semillas
que arrastran cadenas
desde ayer
hoy
y
siempre.
¡Eso soy…, si tu lo quieres, sólo sombras y muerte!
Inédito, de De: Kantos de Ishpingo, poemario Gloria Dávila

 

 
 

Copyrigh© todos los derechos reservados por el autor